Claves en seguridad y PRL en almacenes

Jueves, 2 de Abril de 2020
En un almacén, como en muchos otros lugares de trabajo, pueden ocurrir accidentes, por este motivo es importante prestar atención a la seguridad. Precisamente para controlar los riesgos...

...existen diversos sistemas de seguridad, los cuales contribuyen a prevenir accidentes de trabajo, que además pueden afectar tanto a los operarios como a las mercancías.

Apostar por unos buenos sistemas de seguridad en el almacén es fundamental para garantizar en la medida de lo posible el bienestar de todos los trabajadores del mismo. Además también es importante conservar de manera adecuada todas las mercancías, para aumentar la seguridad y prevenir riesgos en el almacén.

Hay numerosos riesgos que se esconden detrás de la gestión diaria de un almacén, por este motivo es importante conocerlos todos. En este sentido hay que señalar que los posibles riesgos afectan tanto a los trabajadores del almacén, como a la mercancía que se ubica dentro del mismo.

¿Qué riesgos existen para los trabajadores?

Comenzaremos hablando de los riesgos a los que pueden enfrentarse los trabajadores de un almacén. Entre los principales riesgos a los que se enfrentan los trabajadores del almacén, se encuentran los incendios en el almacén, además al almacenarse numerosos elementos de plástico, madera o cartón, las llamas proliferan con mucha rapidez.

Las caídas son otros de los mayores riesgos de trabajar en un almacén, una buena parte de las mismas tienen su origen en resbalones, ya que el suelo no está limpio, o tropezones, porque hay elementos ubicados fuera de su sitio. También pueden darse caídas a distinto nivel, por las escaleras, con las carretillas…etc.

Los golpes y atropellos son otros de los mayores riesgos de trabajar en un almacén, ya sea por la ubicación incorrecta de elementos, la falta de iluminación o la falta de limpieza. También hay un gran peligro de atropello o choque con carretillas u otro tipo de vehículos que circulan por las instalaciones.

Al utilizar herramientas afiladas, los trabajadores también pueden sufrir cortes o pinchazos, lo cual puede llegar a provocar heridas de importancia. En muchas situaciones se trabaja con navajas o cúteres para abrir cajas, y es precisamente en estas situaciones cuando suelen darse estos problemas.

También es muy frecuente el derrumbamiento de objetos, algo derivado de una mala colocación de las mercancías. El uso de estanterías metálicas adecuadas y de calidad es fundamental para evitar esto, las mismas deben ser sólidas y apropiadas para el almacenamiento de esa mercancía en concreto.

En los almacenes en los que se trabaja con sustancias químicas y tóxicas, los trabajadores también pueden tener problemas de salud. La inhalación o el contacto cutáneo con las mismas pueden originar graves problemas, por lo que es vital guardarlas adecuadamente y manipularlas de la manera correcta.

Otros riesgos a los que están expuestos los trabajadores de un almacén son el sobreesfuerzo, que puede llegar incluso a ser incapacitante, el riesgo eléctrico, ya que se pueden producir electrocuciones o quemaduras, congelaciones, en el caso de almacenes frigoríficos, entre algunos otros.

¿Y para las mercancías?

Pero no solamente los trabajadores están expuestos a riesgos, ya que existen muchos que también pueden dañar las mercancías almacenadas, algo que se traduce en importantes pérdidas para la empresa, por lo que es muy importante intentar prevenir todo lo posible para evitar estas situaciones.

Al igual que en el caso de los trabajadores, los incendios son un gran problema para las mercancías almacenadas. Lo principal es evitar en la medida de lo posible que se propaguen, puesto que es la única manera de minimizar los daños sobre el stock, en estos casos las pérdidas son irreparables.

Algo similar ocurre ante una inundación, que puede provocarse por fenómenos meteorológicos o simplemente por la rotura de una tubería. El primer caso no está en manos de nadie, pero el segundo se puede prevenir con un correcto mantenimiento de las instalaciones y revisiones periódicas.

Los cortes del suministro eléctrico también afectan al almacén, sobre todo a los frigoríficos, ya que la correcta conservación de los productos depende de las condiciones ambientales. Una buena forma de evitar pérdidas es instalando generadores, para restablecer la corriente en caso de fallo.

Una incorrecta manipulación de la mercancía también es un riesgo para la misma, ya que de esta forma pueden romperse productos, arañarse…etc. En muchas ocasiones esto ocurre al apilar productos de manera inadecuada, ya que esto termina en un derrumbe que también conlleva riesgo para los trabajadores.

Por último mencionar que una mala gestión del stock del almacén también es un riesgo para la mercancía, ya que esto puede producir importantes pérdidas. Ya sea por una mala clasificación, por una mala ubicación o por falta de venta, el paso del tiempo puede deteriorar productos y convertirlos en pérdidas.

Existen muchos otros riesgos en el almacén, pero lo más importante es ser consciente de todos ellos y determinar que sistemas de seguridad pueden contribuir a prevenir algunos de ellos. En este sentido hay que destacar que es vital que el almacén sea un lugar seguro, ya que de ello depende su correcto funcionamiento.

Tipos de sistemas de seguridad

En la actualidad existen diversos sistemas para reforzar la seguridad y prevenir accidentes en el almacén. Los mismos sirven tanto para almacenar mercancías, como para automatizar procesos que hacen que el trabajo se desarrolle de forma más rápida, sencilla y eficaz, por supuesto reduciendo riesgos.

Para fomentar la seguridad y prevenir los riesgos en el almacén, resulta imprescindible apostar por estos sistemas. En la actualidad la tendencia gira en torno a la implantación de sistemas electrónicos, los cuales son capaces de reducir los riesgos en el entorno de trabajo, algo fundamental tanto para los trabajadores como para la empresa.

En este sentido hay que destacar que existen sistemas de seguridad muy diversos. Comenzaremos hablando de los sistemas automáticos que contribuyen en la prevención de riesgos en el almacén, como por ejemplo los pulsadores de parada de emergencia, que ante cualquier peligro pueden ser accionados para detener la maquinaria al momento.

Dentro de este grupo también se encuentran los sensores para detectar obstáculos y movimiento, que emiten luces o sonidos para de esta forma evitar posibles choques con mercancías en movimiento. Estos sistemas suelen instalarse por ejemplo en estanterías móviles, entre otras opciones, los mismos evitan numerosas pérdidas.

También existen sistemas de seguridad que facilitan la limpieza del espacio destinado al almacenaje de los productos y mercancías, y es que una incorrecta limpieza de esta zona puede provocar resbalones. Por ejemplo en muchos almacenes se utilizan electrovías aéreas para despejar el suelo, entre otras opciones.

Otro grupo dentro de los sistemas de seguridad en almacenes, es el de software de seguridad y prevención de riesgos. Estos sistemas tienen como objetivo principal reducir el número de acciones manuales que tiene que llevar a cabo un trabajador para preparar pedidos, además también organizan las tareas para optimizar el tiempo.

Las estanterías metálicas también contribuyen a minimizar los riesgos en el almacén, por eso es muy importante elegir las más adecuadas. Además es importante que las mismas lleven un buen mantenimiento, realizándoles inspecciones técnicas de manera periódica, para de esta forma garantizar la seguridad en el entorno de trabajo.

Por otro lado también es muy importante estudiar las necesidades de cada mercancía y la zona en la que se ubica en el almacén. Por ejemplo la Estantería de 1 módulo y 3 niveles de carga es ideal para almacenar materiales pesados, ya que soporta hasta 500 kilogramos de carga por estante y se puede anclar al suelo.

Además está galvanizada y su diseño es modular, por lo que se adapta fácilmente al espacio. Otra ventaja es que su montaje es muy sencillo, puesto que es sin tornillos, por lo que no se requieren ni herramientas. Otra ventaja es que esta estantería se puede ampliar con estantes adicionales o módulos, según las necesidades.

En este sentido es preciso señalar que es de vital importancia elegir las estanterías metálicas en función de la carga que van a soportar, ya que de esta forma se pueden prevenir diversos riesgos en almacenes. Por este motivo es muy importante tener siempre en cuenta el tipo de uso que se les va a dar.

Además de todos estos sistemas también existen diversos tipos de dispositivos que contribuyen a mejorar la seguridad en el almacén, este es el caso por ejemplo de los dispositivos contra incendios, los cuales permiten prevenirlos, detectarlos y extinguirlos en el menor tiempo posible.

El incendio de un almacén es una de las causas que más pérdidas produce, además todas ellas son irreparables, ya que la mercancía no se puede reparar. A esto hay que sumar además los daños humanos, ya que cualquier trabajador puede sufrir importantes daños físicos, e incluso producirle la muerte.

En este sentido es vital contar con detectores de incendios, los cuales dan la señal de alarma en caso de presentarse fuego o humo en el ambiente. También es importante contar con dispositivos de extinción de incendios, los cuales son capaces de sofocar un conato de incendio con agua, espuma o gas.

En los almacenes de grandes dimensiones, lo mejor es contar con rociadores integrados en las estanterías. Además si también se trabaja con mercancías peligrosas, es recomendable dividir el espacio con mamparas anti incendios y puertas ignífugas, de esta forma el fuego se puede aislar para ser controlado.

Para finalizar

Como se puede comprobar existen  una gran cantidad de riesgos en el almacén, los cuales pueden afectar tanto a los trabajadores como a las mercancías almacenadas en el mismo. Por este motivo es muy importante prestar especial atención a la seguridad y prevenir los posibles riesgos laborales en almacenes.

Una buena forma de conseguirlo, además de apostando por los sistemas de seguridad anteriormente descritos, es ofreciendo formación al respecto al personal, ya que de esta forma los trabajadores saben cómo deben actuar en caso de encontrarse ante alguna de estas situaciones.

Además también es muy importante la realización de inspecciones periódicas, tanto en las instalaciones como por ejemplo en las estanterías metálicas, entre otros elementos del almacén. También es fundamental que se desarrolle un correcto mantenimiento de las instalaciones que permita garantizar la seguridad en el almacén.

Todas estas actuaciones, ligadas a un comportamiento responsable de todos los trabajadores, pueden contribuir a evitar o a minimizar la gravedad de todas las situaciones que se han descrito. Sin duda merece la pena prestar especial atención a la prevención de riesgos en almacenes, tanto para los trabajadores como para las mercancías.

¡Bienvenido!

Esmelux Estantería Rápida, S.L. utiliza cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios.
La finalidad de las cookies utilizadas es analítica y publicitaria.
Para obtener más información sobre qué son las cookies y cómo cambiar su configuración visite nuestra página Política de Cookies

Cookies Técnicas
Estas cookies son imprescindibles para para el correcto funcionamiento de la pagina web y permitir el uso de algunas características de nuestra web.
No pueden ser desactivadas.
Cookies Analíticas
Estas cookies permiten realizar un seguimiento y análisis del comportamiento de los usuarios que navegan en el sitio web.
La información recopilada no identifica a ningún visitante individual.
Interés legítimo
Cookies Publicitarias
Estas cookies almacenan información del comportamiento de los usuarios, permitiendo desarrollar un perfil específico para mostrar publicidad.
Son utilizadas por nuestros proveedores de contenido y pueden combinar la información recopilada de nuestro sitio con otra recopilada por ellos en relación con las actividades de su navegador.