Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios.
Si continúa navegando consideraremos que acepta su uso.
Para obtener mas información sobre qué son las cookies y cómo cambiar su configuración visite nuestra página Política de Cookies

Cómo vencer los retos en el sector Horeca

Miercoles,
19 de Diciembre de 2018
El sector de la restauración vive a lo largo de la Navidad una de sus épocas más importantes, y es que en este momento del año es cuando se celebran las cenas de empresa, las reuniones familiares o los cotillones de Nochevieja, entre otros eventos...

... algo que los profesionales de la restauración y sectores adyacentes conocen bien, no en vano este año se han disparado las contrataciones en el sector de hostelería y restauración.

Diferentes patronales de hostelería y portales web de reservas de restaurantes han confirmado que en el mes de noviembre ya se han registrado el doble de reservas que la media de todo el año, y esto supone un crecimiento del 20% respecto al año pasado.

 

El comienzo de los eventos navideños

Ya ha dado comienzo la época de cenas y comidas de Navidad, ya sea entre compañeros de trabajo, entre familiares o entre amigos. La mayoría de los bares y restaurantes ya cuentan con numerosas reservas para grupos, muchas más que durante cualquier periodo de tiempo del resto del año.

Este tipo de eventos navideños suponen una buena parte de los ingresos del sector de la hostelería, de ahí la importancia de que todo salga a la perfección. La mayoría de las personas buscan una opción de menú con precio cerrado, aunque la parte más complicada siempre es cuadrar horarios para disfrutar todos de la velada.

Para el sector de la restauración las preocupaciones son muy diferentes, y es que estos eventos se traducen en trabajo adicional, aunque desde luego de vital importancia para el correcto desarrollo del sector. Los servicios de catering se multiplican en esta época del año y es necesario organizarlo todo para que todo salga a la perfección.

La puesta a punto

El sector de la restauración ya tiene a punto todo lo necesario para hacer frente a las celebraciones navideñas. En este sentido realizar una previsión previa es de vital importancia, para de esta manera contar con todo lo necesario para hacer frente a grandes grupos de comensales con el mejor servicio y la mayor rapidez.

Al igual que ocurre en otros negocios, para hacer frente a la campaña navideña en el sector de la restauración también deben hacerse previsiones. En este caso en lugar de artículos o mercancías se habla de productos alimenticios, un riesgo todavía mayor dado que algunos se convierten en mermas fácilmente.

A la hora de prever los alimentos necesarios para hacer frente a las copiosas comidas y cenas de Navidad, se deben tener en cuenta las reservas realizadas hasta la fecha. Por otro lado, también se deben comparar los datos de años anteriores, para así hacerse una idea mejor de lo que se va a necesitar durante este periodo de tiempo.

Pero esto no es todo, porque además también hay que tener en cuenta el espacio del que se dispone para almacenar en las mejores condiciones posibles los alimentos. Cada uno suele tener unas características de conservación concretas, por lo que es muy importante tenerlas en cuenta para que su estado sea óptimo.

Distribuir el espacio según los productos

El almacén de un bar o restaurante es de vital importancia para su correcto funcionamiento, y es que en él se almacenan todos los productos alimenticios que necesita para poder llevar a cabo su tarea diaria. Es muy importante que el mismo se encuentre en perfectas condiciones siempre, ya que de ello depende la conservación de los alimentos.

En general los almacenes del sector de la restauración cuentan con una zona donde guardar los productos que no requieren frio, y otra dedicada a aquellos que se deben conservar refrigerados, generalmente para esto último se utilizan cámaras frigoríficas, las cuales necesitan de un mobiliario concreto.

En cualquier caso, las estanterías metálicas son una de las mejores alternativas que existen para almacenar productos alimenticios, ya que permiten aprovechar el espacio del que se dispone al máximo y además permiten conservar los productos en las condiciones que necesitan, que es lo más importante.

En el caso de los productos que necesitan conservarse en frio, existen Estanterías para cámaras frigoríficas, diseñadas de manera especial para el sector de la hostelería. Las mismas cuentan con  paneles de polipropileno aptos para uso alimentario y cumplen con las regulaciones actuales europeas para el contacto indirecto de alimento.

En este sentido hay numerosas alternativas que se adaptan a todo tipo de necesidades, incluso existen Estanterías para cámaras frigoríficas en esquina, que se adaptan al espacio y aprovechan cualquier rincón, una gran ventaja a tener en cuenta, sobre todo en esta época en la que se necesitan almacenar muchos más productos.

Por otro lado, en esta época del año también se deben almacenar numerosas botellas de vino, ya que este tipo de eventos navideños suelen ir acompañados de estas bebidas en casi todas las ocasiones, y generalmente incluso se cambia de variedad según el plato en el que se encuentran los comensales.

Por este motivo es por el que en estas fechas los bares y restaurantes deben aumentar sus provisiones de vino. Las botellas, al igual que otros productos, también requieren de unas condiciones de conservación específicas, de esta forma el producto se encuentra siempre en sus mejores condiciones.

Una buena alternativa para esto es utilizar Estanterías botelleras de acero cromado, que mantienen el orden de todas las botellas en el menor espacio y además permite localizarlas de un solo vistazo, algo fundamental en estas fechas en las que se debe ofrecer al cliente un servicio rápido y eficaz.

La estantería está fabricada en acero cromado, por lo que es muy resistente. Además los estantes son regulables en altura cada 25 mm, lo que permite adaptarla según las necesidades. Por otro lado, es de muy fácil montaje, ya que no lleva ni tornillos ni tuercas, de hecho no se requieren ni de herramientas para ello.

Tener claros los menús

Otro aspecto fundamental en este momento del año, es tener ya claros los menús que se ofrecerán a lo largo de las navidades. En general la mayoría de los establecimientos de restauración ya han anunciado los productos que se servirán en las cenas más importantes del año, algo que han tenido que pensar con bastante antelación.

El pensar con tiempo los productos que ofrecerán dentro de sus menús, también les brinda la posibilidad de planificar mejor la manera de adquirirlos. De esta forma pueden buscar los mejores precios, por supuesto sin renunciar nunca a la calidad de los productos, o el proveedor que más facilidades les ofrece.

En general durante la Navidad se consumen productos que no son tan habituales durante el resto del año, por lo que la mayoría de los locales de hostelería optan por ellos para las comidas y cenas de esta época, sin duda es una forma de acertar seguro y atraer a numerosos comensales en busca de un lugar donde celebrar estos acontecimientos.

También en grandes superficies

Esta situación también está estrechamente relacionada con las grandes superficies, ya que a lo largo de la Navidad también deben hacer frente a la creciente demanda de productos alimenticios específicos. La mayoría de las personas también celebran estos eventos en casa, y para los mismos necesitan comprar estos productos especiales que comentábamos.

Por este motivo, entre otros, las grandes superficies que venden alimentos también deben prever la cantidad a pedir de los mismos, para que de esta forma no tengan pérdidas. Esta tarea es fundamental para obtener los mayores beneficios durante la campaña de Navidad, que es el principal objetivo que se persigue.

Las grandes superficies además, deben contar con una empresa de distribución de alimentos eficaz, ya que seguramente tengan que recibir y reponer productos constantemente durante este periodo de tiempo. En general estas empresas abren más días que el resto del año, y durante los mismos deben ofrecer los mismos productos que de costumbre.

Sin duda a lo largo de la Navidad las empresas de distribución de alimentos tienen un papel fundamental, ya que de ellas depende que muchos productos lleguen a las grandes superficies de venta, así como a los bares y restaurantes, que las necesitan para ofrecer sus menús a tiempo y en las mejores condiciones.

A modo de conclusión

Como se puede comprobar, el sector de la hostelería y la restauración debe planear con mucho tiempo de antelación las comidas y cenas navideñas que va a ofrecer a sus comensales. En los últimos años este tipo de eventos han aumentado mucho, y la tendencia es que lo sigan haciendo, por eso cada vez es más importante planificar.

Algo similar les ocurre a las grandes superficies, ya que deben contar con provisiones suficientes durante toda la campaña. Durante este periodo de tiempo el volumen de ventas es muy superior al del resto del año, y las personas esperan encontrar sus estanterías llenas de los productos más especiales para la época.

Pero además de planificar, también es de vital importancia que los restaurantes y las grandes superficies cuenten con un espacio en el que almacenar los productos alimentarios de manera adecuada, y es que no todos se pueden conservar de la misma manera. Como se ha visto las estanterías metálicas son la mejor opción con respecto a mobiliario de almacenaje.

Por supuesto también resulta de vital importancia elegir los mejores productos para incluir dentro de los menús, en el caso de los restaurantes, y en los catálogos, en el caso de las grandes superficies. Los comensales esperan en este tipo de comidas o cenas disfrutar de una gastronomía exclusiva, es decir, que no la disfrutan en otros momentos del año, de ahí la importancia de la elección.

Está claro que con un poco de organización, planificación y el mobiliario de almacén adecuado, los bares, los restaurantes y las grandes superficies pueden hacer frente sin mayores problemas a estas fechas en las que su volumen de trabajo se multiplica, algo muy importante, ya que en Navidad generan una buena parte de sus ingresos anuales.


« volver