Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios.
La finalidad de las cookies utilizadas es analítica y publicitaria.
Si continúa navegando consideraremos que acepta su uso.
Para obtener mas información sobre qué son las cookies y cómo cambiar su configuración visite nuestra página Política de Cookies

Mejorar la competitividad de la empresa con una buena logística

Jueves,
23 de Agosto de 2018
La logística es una parte fundamental de cualquier empresa, de hecho de ella depende que sea competitiva. Para conseguir esto es imprescindible que la empresa...

se gestione correctamente, concretamente que la cadena de suministros funcione de una manera adecuada, si no es así, será necesario que adopte cambios para mejorarla.

La cadena de suministro es vital para cualquier tipo de empresa, puesto que de ella dependen el transporte, los envíos, los inventarios…etc. Por este mismo motivo es por el que es tan importante que funcione correctamente, de hecho influye directamente sobre la calidad de los servicios que ofrece una empresa, el coste de los productos y las valoraciones de los clientes, aspectos de una gran importancia.

Tecnología como aliada

En la actualidad la tecnología juega un papel muy importante, y en el campo de la logística existen numerosas herramientas que facilitan la correcta gestión de la cadena de suministro. Sin duda a día de hoy para mejorar la competitividad de una empresa, es de vital importancia apostar por ella.

Existen diversos sistemas, aunque los básicos son los ERP (sistemas integrados de gestión, los RFID (sistemas de identificación por radiofrecuencia), los S&OP y CPFR (que utilizan tecnología B2B y ayudan a procesar las ordenes en las entregas), los TMS (para la gestión de transporte) y los CGA (sistemas de gestión de almacenes).

La importancia de los inventarios

El inventario es la manera que tienen las empresas de contabilizar y tener a disposición de los clientes el material y los productos que venden. Si esta práctica se realiza de forma correcta,  siempre se puede satisfacer la demanda, algo fundamental, para ello existen algunas recomendaciones a tener en cuenta.

Para facilitar el proceso es muy recomendable usar la codificación, ya que esto permite identificar los materiales de manera eficiente. Por otro lado también es fundamental clasificar los materiales, para ello se pueden utilizar diversos sistemas, como por ejemplo según la importancia que posean, entre otras alternativas.

En este sentido también es importante gestionar los stocks de una forma sincronizada, mantener los inventarios en buenos niveles para reducir los costes de almacenamiento, mejorar la respuesta a la demanda, gestionar los inventarios junto a los proveedores para que se impliquen en el proceso y mejoren su servicio y apostar por las nuevas tecnologías, como se ha señalado anteriormente.

La gestión del almacén

El almacén es una parte fundamental en toda empresa, de hecho representa un gran porcentaje del coste de la misma. Gestionarlo de una manera correcta es una de las claves para mejorar la competitividad de la empresa, para ello hay que tener en cuenta diversos aspectos.

En primer lugar para que un almacén funcione de manera adecuada, es imprescindible que cuente con espacio suficiente de almacenaje. En la mayoría de los almacenes se utilizan estanterías metálicas para organizar los productos, y es que este tipo de mobiliario auxiliar se adapta perfectamente a todos los espacios.

En el mercado hay una gran cantidad de estanterías metálicas, por lo que lo mejor es adquirir aquellas que mejor se adapten a las necesidades de la empresa o del producto que distribuye, de esta forma la gestión del almacén será mucho más sencilla y eficiente, algo fundamental para cualquier empresa.

Para almacenar cargas medias una de las mejores opciones es la Estantería metálica modular 2.000 mm altura, ya que está fabricada en acero galvanizado, por lo que es muy resistente. Además su montaje es muy sencillo, porque no requiere tornillos ni tuercas y su diseño modular permite adaptarla según las necesidades.

En el caso de tener que almacenar cargas muy pesadas, la Estantería de 1 módulo y 3 niveles de carga es una magnífica opción. Esta estantería consiste en un módulo de 2.000 mm de altura con 3 estantes,  que cada uno de ellos soporta hasta 640 kilogramos. Al igual que la anterior también es modular y de fácil montaje.  

Una vez que se cuenta con un almacén adecuado para almacenar todas las mercancías y productos a distribuir, hay que tener en cuenta otros aspectos también relacionados con la correcta gestión del almacén, ya que de ello depende que la competitividad de la empresa mejore o no.

Para conseguirlo es de vital importancia que la mercancía se distribuya de forma dinámica, en este sentido una de las mejores opciones es apostar por los almacenes reguladores, ya que con ellos se asegura una respuesta rápida a la demanda, algo fundamental. Estos tipos de almacenes se caracterizan principalmente por albergar todas las existencias de una red y ser los encargados de abastecer a otros almacenes, a los distribuidores e incluso a los clientes finales.

Con este tipo de almacenes no se requiere de ningún tipo de transformación, por lo que el proceso logístico es mucho más sencillo y eficiente. Al encontrarse todas las existencias de una empresa en un lugar único, es mucho más sencillo realizar de manera correcta la gestión del mismo, evitando numerosos errores.

Por otro lado también es importante usar sistemas de recolección automática, ya que de esta forma se mejora la eficiencia de los recursos. Además también es fundamental encontrar la manera más económica de enviar y recibir los productos, siempre y cuando se mantenga la calidad y el servicio al cliente, ya que de nada sirve ahorrar en los costes si eso implica perder la satisfacción de los clientes.

Transporte eficiente

La gestión del transporte es una de las partes más costosas de cualquier empresa, así que es de vital importancia gestionarla de una manera correcta, puesto que de esta forma se evitan pérdidas y se mejora la competitividad de la organización, que es el principal objetivo que persigue cualquier tipo de empresa. Para mejorar la gestión de transportes es imprescindible poner en funcionamiento diversas estrategias, todas ellas adaptadas a las necesidades de cada tipo de empresa.

En primer lugar es muy importante prestar especial atención a la seguridad durante toda la cadena de suministro. Si esta parte se controla de una forma adecuada, en todo momento se puede conocer la ubicación y la trayectoria de las existencias, esto facilita en gran medida el control del stock y de la producción, y además también contribuye a la coordinación adecuada con los distribuidores.

En el caso de las empresas de alimentación, deben prestar especial atención a la cadena de frío, ya que de ella depende que los productos se mantengan a la temperatura adecuada durante todo el proceso de distribución, algo fundamental para evitar pérdidas y posibles problemas más graves.

En este sentido hay que destacar que una de las estrategias logísticas más utilizadas en la actualidad es el Crossdocking. Esta estrategia consiste en descargar los productos del camión o elemento de llegada y en ese mismo momento ubicarlos en el transporte de carga, que puede ser otro camión, para llevarlos a su lugar de destino. Esta estrategia se caracteriza sobre todo porque el almacenamiento y la manipulación de los productos son mínimos.

El transporte multimodal, que es el que combina diferentes modos de transporte con el objetivo de  realizar el transporte de mercancías más rápido y eficaz, también se está utilizando mucho en la actualidad, sobre todo para realizar transporte internacional, ya que es de una gran eficiencia.

Para reducir los costes del transporte, muchas empresas también están apostando por el grupaje, que es una modalidad que permite que las mercancías de una empresa se transporten en un contenedor junto con las mercancías de otras, de esta forma las tarifas son mucho más reducidas. Este método se suele utilizar sobre todo en transporte ferroviario y carreteras.

Otro proceso muy utilizado para reducir costes en el transporte, es el outsourcing, que consiste en subcontratar de una forma parcial o total el servicio de transporte. Esta es una gran alternativa para pequeñas y medianas empresas con bajo volumen de operaciones, ya que de esta forma pueden ahorrar costes.

En último lugar, hay que señalar la importancia de la logística inversa en la gestión de transportes. Este proceso se ocupa de todos los aspectos relacionados en la gestión de la cadena de suministros del traslado de mercancías desde el consumidor hasta el fabricante o los puntos de recogida de las mismas. El objetivo que se persigue es su reutilización, reciclaje o destrucción.

La logística de aprovisionamiento

Al igual que otros aspectos, la logística de aprovisionamiento es de vital importancia para el correcto funcionamiento de la cadena de suministro. Esta actividad influye directamente en la empresa, puesto que está estrechamente relacionada con la coordinación entre proveedor y cliente, ahí radica su importancia.

Los principales objetivos que persigue una correcta logística de aprovisionamiento están relacionados con la satisfacción de las necesidades de todos los procesos operativos. En este sentido, la logística de aprovisionamiento se ocupa de las cantidades a suministrar, la frecuencia de aprovisionamiento, la previsión de demanda, la calidad del servicio, los proveedores, las fechas de entrega…etc.

Algunas prácticas que se pueden llevar a cabo para mejorar la competitividad de la empresa en relación a la gestión del aprovisionamiento son la inclusión de la gestión de compras en la planificación de la empresa, la adaptación de la gestión de aprovisionamiento a la estrategia de la empresa o la aplicación de métricas para conocer los resultados del proceso.

La medición

Al igual que en otros tipos de negocios, la logística también requiere de medición, puesto que esta es la manera de conocer los resultados obtenidos con estos procesos. Cuando los resultados son positivos está claro que solamente hay que continuar o intentar mejorarlos, pero si los resultados no son los esperados, es importante modificar la estrategia cuanto antes.

Algunos de los indicadores más importantes en la medición de la logística son la Rotación de Inventarios, que permite saber el número de veces en que el inventario se ha realizado en un periodo de tiempo, el Coste de Mercancías Vendidas, que permite conocer el margen de ganancia en la operación para la empresa, y el Rendimiento sobre Activos, que da a conocer los beneficios generados por una empresa.

La relación con los proveedores

Para que la relación con el cliente sea la adecuada, es de vital importancia que los miembros de la cadena de suministro tengan una buena relación. Para conseguir esto es imprescindible que colaboren entre ellos, algo que se puede conseguir contando con personal para gestionar la relación con los proveedores, analizando las opiniones de los clientes sobre los proveedores, facilitando la cooperación entre ambas partes, planificando reuniones de forma periódica… etc.

Sin duda esta es una parte fundamental para mejorar la competitividad de la empresa, siempre y cuando se aplique junto a todos los puntos anteriores. Como se puede comprobar hay numerosos aspectos a tener en cuenta a la hora de mejorar la competitividad de la empresa con una buena logística, pero si se tienen en cuenta y se aplican de manera correcta, el éxito de la organización está asegurado.


« volver