Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios.
Si continúa navegando consideraremos que acepta su uso.
Para obtener mas información sobre qué son las cookies y cómo cambiar su configuración visite nuestra página Política de Cookies

Cómo montar una estantería en menos de 10 minutos con Esmelux

Martes,
12 de Abril de 2016
Estanterías metálicas de fácil montaje sin tornillos. Esmelux ha decidido optar por estanterías con un diseño sencillo e intuitivo...

Adquirir mobiliario es una de esas actividades que dejan agotado a cualquiera. Se basan en la típica relación amor-odio con las marcas y las tiendas que nos lo venden, y como buena contradicción mercantil que es, al finalizar el proceso, cuando creemos que podemos descansar de manera definitiva, tenemos que volver a trabajar en algo relacionado con el dichoso mueble. Especialmente si hablamos de adquirir una buena estantería.

El amor-odio surge por muchos motivos, como la contradicción de encontrar la estantería que te gusta, pero a un precio desorbitado, o tener que esperar largos periodos de entrega. Sin embargo, una de las facetas más irritantes de adquirir una estantería nueva, es el montaje. Esto es todo un clásico cuando se habla de cierta cadena de supermercados sueca, donde los tornillos “wällghaimen” parecen no encajar nunca en su sitio. Pero es aplicable a todos los modelos del mercado.

Montar una estantería que viene con malos planos y difíciles instrucciones puede ser una tarea irritable y tediosa. Por eso, Esmelux ha decidido optar por estanterías con un diseño sencillo e intuitivo que no requiere ni conocimientos de ingeniería ni una caja de herramientas digna del fan número 1 de Bricomanía.

Las estanterías Esmelux se montan sin tornillos ni tuercas y el proceso suele llevar unos pocos minutos. Muchos compradores pueden pensar que por tratarse de un montaje tan simple, las estanterías son menos seguras, pero se trata de todo lo contrario: el hecho de necesitar menos parafernalia para montarlas como es debido, asegura que el resultado final sea más limpio y estable.

Vamos a ver un ejemplo de cómo podemos montar la estantería metálica universal en tres sencillos pasos:

-         Sostén el bastidor de la estantería con la mano, y sitúe el larguero en las uñetas inferiores. Asegura que el larguero está bien encajado en las uñetas ayudándote con una pequeña maza o un martillo, e introduzca la clavija de seguridad. Repite este proceso con el segundo bastidor y con el larguero opuesto.

 

-         Sitúa los paneles sobre las ranuras de los largueros. Repite el proceso colocando los siguientes largueros a la altura que convenga.

Y fin. Ya tienes una estantería resistente que puedes desmontar y montar con facilidad y rapidez en cualquier momento.

Esto se aplica a todas las estanterías ofertadas en Esmelux: las Galvamil, las de textil y las de restauración, para ambientes profesionales que necesiten montar y desmontar estanterías a menudo, las cromadas, para tiendas que necesiten estanterías que queden bien en público y sean fáciles de trasladar, las Ofidec para oficinas, las Heavy Duty para almacenaje de cargas pesadas, etc.

almacenamiento bricolaje Estantería

« volver