Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios.
Si continúa navegando consideraremos que acepta su uso.
Para obtener mas información sobre qué son las cookies y cómo cambiar su configuración visite nuestra página Política de Cookies

Tips para mejorar la logística de un e-commerce

Viernes,
16 de Noviembre de 2018
Con el paso de los años no dejan de aparecer e-commerce, y es que este modelo de negocio ofrece numerosas ventajas. El proceso logístico de un e-commerce es quizá la parte...

...menos bonita de montar estos negocios, ya que es dificultoso y requiere de bastante atención, puesto que de ello depende el éxito de los mismos.

¿Qué es la logística de un e-commerce?

La logística de un e-commerce hace referencia a todos los procesos de coordinación y movilización de productos o mercancías que se llevan a cabo del lugar de almacenaje de los mismos a otro. Por este motivo este proceso resulta imprescindible en estos tipos de negocios, y es vital que sea eficaz.

Un e-commerce nunca debe conformarse con ofrecer a sus clientes productos o mercancías de calidad, sino que debe preocuparse de entregar el pedido a tiempo y siempre en buenas condiciones, ya que de esta forma las necesidades de los clientes quedarán satisfechos, lo que provocará que vuelva a comprar.

Los clientes o consumidores valoran numerosos factores a la hora de comprar en un e-commerce. La disponibilidad es un factor que tienen muy en cuenta, así como los plazos de entrega de los productos o las opciones de recepción del pedido. También valoran la capacidad de resolución de incidencias, así como la seguridad y la privacidad.

Los gastos de envío son otras de las características que marcan la preferencia de un e-commerce u otro cuando disponen de los mismos productos o similares. Y es que los gastos de envío son uno de los principales motivos para que los usuarios abandonen un carrito de compra. Como todo, dependerá del volumen de trabajo que se tenga, en este caso, en cuanto a envíos, se podrán negociar mejores precios.

El almacén de un e-commerce

Para poder satisfacer todas estas necesidades de los consumidores, un e-commerce debe comenzar por elegir su estrategia de logística, que está estrechamente relacionada con el almacén. Está claro que la misma se debe adaptar al tipo de almacén que cada e-commerce tiene, ya que no todas poseen las mismas necesidades.

El tipo de logística necesaria se debe identificar con la cantidad de pedidos que se realizan, por ejemplo la pequeña logística es adecuada para realizar unos 50 pedidos al día, la logística estructurada para más de 50 pedidos al día y la logística industrializada para más de 1.000 pedidos al día.

La última alternativa es la externalización de logística, que consiste en subcontratar una empresa externa especializada en el almacenamiento de terceros. Esta es una buena solución pero más costosa que las anteriores, aunque en algunos casos resulta interesante, sobre todo ante importantes picos de actividad.

Una vez definida la estrategia más adecuada para cada e-commerce, llega el momento de mejorar el entorno de trabajo con equipamiento de calidad. Lo ideal es optimizar la distribución de los productos, para esto las estanterías metálicas son ideales, ya que facilitan considerablemente el picking.

Además este tipo de mobiliario también permite aprovechar el espacio disponible, consiguiendo un almacén estructurado y ordenado. Lo ideal es clasificar los productos o mercancías según sus especificidades, además de esta forma se garantiza su correcto almacenaje.

Para los productos pesados y voluminosos se requiere por ejemplo la Estantería de 1 módulo y 3 niveles de carga, que está diseñada de manera específica para almacenar materiales pesados. El montaje de la misma es muy sencillo, ya que no lleva tornillos, y al ser modular se adapta a todos los espacios y almacenes, tanto de venta al por menor o mayor, como para bienes industriales, etc.

En caso de necesitar almacenar productos alimentarios, una buena alternativa son las Estanterías aluminio con polipropileno, que están homologadas para uso alimentario y son aptas para su uso en cámaras frigoríficas, por si es necesario conservar los productos refrigerados.

Lo más importante es buscar soluciones de almacenamiento para todos los tipos de productos, ya que de esta forma se puede ahorrar tiempo durante el flujo logístico y a la vez garantizar el correcto almacenaje de los mismos, algo de vital importancia para no generar pérdidas en el negocio.

Claves de la logística de un e-commerce

Como se puede comprobar la organización es una parte fundamental en la logística de un e-commerce, de hecho el éxito de un almacén depende de la organización del mismo. La optimización del espacio, el orden y la correcta clasificación de los productos es vital para ahorrar tiempo y ahorrar costes.

Además de la organización, otro tip fundamental para mejorar la logística de un e-commerce es la distribución de los espacios en el almacén. Es muy importante que este espacio cuente con áreas diferenciadas para realizar cada tipo de actividad, de esta forma su funcionamiento es mucho mejor.

Lo ideal es contar con un área para realizar el proceso de empaquetado o picking, un espacio en el que guardar los pedidos antes de realizar su envío, y por supuesto el espacio en el que almacenar las mercancías y productos hasta que es necesario comenzar a prepararlos para los consumidores.

La imagen de marca también es algo fundamental, ya que es la forma en la que se presenta el producto. El packaging está muy relacionado con la buena experiencia de los usuarios, así que es de vital importancia apostar por uno adecuado y bonito, de esta forma ya estará completada una buena parte del proceso.

Por último para las grandes empresas, resulta imprescindible contar con sistemas automatizados para la gestión de sus almacenes. Estos sistemas suponen una gran inversión inicial, de ahí que no sean adecuados para pequeñas empresas, sin embargo permiten mejorar la ejecución de la logística en e-commerce.

E-commerce en Pymes

A día de hoy son muchas las pequeñas empresas que están apostando por el comercio electrónico, y es que resulta imprescindible adaptarse a las nuevas tecnologías y hábitos de los consumidores. Los e-commerce están creciendo mucho más que las ventas al por menor, así que es vital apostar por ellos.

Un e-commerce es accesible tanto para las pymes como para sus usuarios, pero como siempre, debe hacerse con una estrategia seria, que será percibida por los usuarios.

Las pequeñas empresas deben adaptar sus estrategias de ventas a las nuevas plataformas, ya que los consumidores compran desde cualquier lugar. En muchas ocasiones los clientes ven los productos en las tiendas y luego los compran de manera online, ya que les resulta mucho más cómodo y en algunos casos económico.

Lo ideal es que las pequeñas empresas físicas apuesten también por el e-commerce, para de esta forma ofrecer todas las ventajas. Por un lado ofrecen el trato tradicional a los clientes, y por otro las comodidades que supone el comprar a través de internet, sin necesidad de desplazarse por ejemplo.

Digitalizar la Pyme

En la actualidad tener presencia digital es de vital importancia tanto para las grandes como para las pequeñas empresas, y es que hay que aceptar que el mundo ha cambiado y los clientes también. Si un negocio físico se niega a adaptarse, puede llegar el día en que abra sus puertas y no tenga clientes a los que atender.

Digitalizar la pyme es casi obligatorio en la actualidad, y esto no tiene absolutamente nada que ver con no realizar bien el trabajo, simplemente es introducirse en el mundo digital, ya que si no lo hará otro y los clientes se marcharán a la competencia para disfrutar de las ventajas que les ofrece.

Precisamente esto le ha ocurrido a numerosas empresas, algunas siendo grandes corporaciones, incluso líderes de un sector. Sin embargo al no saber ver los cambios y adaptarse a ellos han perdido todas las oportunidades de éxito de negocio que les quedaban, este es un gran error.

El mercado ha cambiado para todos los sectores, así que este es el momento de mejorar como empresa y apostar por la digitalización de la misma. Aunque muchos no lo crean, a través de un e-commerce también se puede ofrecer un trato cercano con el cliente, además de abaratar costes y atraer muchos más clientes.

Conclusiones

No cabe ninguna duda de que el modelo de negocio del e-commerce está en auge, por este motivo es de vital importancia aprovechar la ocasión para introducirse en el mundo digital. En este sentido hay que destacar que para que un negocio online funcione de manera correcta es imprescindible que preste atención a su logística.

La logística de un e-commerce es un proceso vital para este tipo de negocios, de hecho su éxito depende totalmente de esto. Por este motivo es primordial apostar por mejorarla continuamente, ya que de esta manera los usuarios o consumidores están satisfechos lo que garantiza que vuelvan a comprar.

Para conseguir esto último resulta imprescindible aplicar algunos tips, como son una buena organización del almacén, apostando siempre por un mobiliario adecuado como son por ejemplo las estanterías metálicas, la correcta distribución de los espacios, tener una buena imagen de marca, y en el caso de grandes empresas, la implantación de sistemas automatizados.

Está claro que la forma de consumir ha cambiado por completo durante los últimos años, por lo que la opción inteligente es adaptarse a ella. Para conseguirlo es indispensable digitalizar las pymes, pues de esta forma se puede estar presente también en el mundo digital, que actualmente está en pleno auge.

En caso de disponer de tienda física, la opción inteligente es apostar por ambos negocios, es decir, mantener el establecimiento físico y comenzar un nuevo proyecto de e-commerce, de esta forma se pueden ofrecer todas las ventajas de ambos modelos de negocio y a la vez obtener los mejores resultados en los dos.


« volver