Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios.
La finalidad de las cookies utilizadas es analítica y publicitaria.
Si continúa navegando consideraremos que acepta su uso.
Para obtener mas información sobre qué son las cookies y cómo cambiar su configuración visite nuestra página Política de Cookies

Logística, almacenamiento y nuevas tecnologías

Viernes,
1 de Febrero de 2019
La logística es un pilar fundamental para cualquier empresa. Esta disciplina está estrechamente relacionada con los beneficios empresariales, siempre y cuando...
...se realice de manera adecuada. Dos puntos fundamentales para su correcta implantación y desarrollo son el almacenamiento y la adaptación a las nuevas tecnologías.

Control de la logística

Con el paso de los años las empresas están apostando cada vez más por la logística, y es que esta disciplina está en auge, ya que se han dado cuenta que con su control se pueden conseguir numerosos beneficios. Actualmente cada vez son más las organizaciones que se preocupan por su correcto desarrollo.

Independientemente del tamaño que tenga una empresa, esta necesita logística para llevar a cabo sus labores. Lo ideal es contar con una logística preparada, ya que de esta manera se puede ahorrar mucho, y por lo tanto gozar de una mayor rentabilidad. En este sentido las nuevas tecnologías son fundamentales.

Pero este no es el único factor que influye sobre esta disciplina, ya que la emisión de pedidos, la compra o adquisición de productos y el almacenamiento o sistema de almacenaje utilizado también afectan a la logística. Esto parece algo básico, sin embargo son aspectos vitales a tener en cuenta para conseguir el éxito.

Almacenamiento

Tanto el concepto de almacenamiento, como el de sistemas de almacenaje, han ido evolucionando con el paso del tiempo, y es que estos factores influyen enormemente en la logística, por lo que es fundamental que sean adecuados a las necesidades de cualquier organización para garantizar su éxito.

Hace unos años el almacén estaba considerado como un espacio en el que colocar las mercancías, sin embargo en la actualidad tiene un papel mucho más importante. A día de hoy el almacén es el lugar por excelencia de soporte y servicio de la empresa, por lo que es una pieza clave para su funcionamiento.

Un almacén se concibe con el objetivo de custodiar las mercancías producidas por la empresa por un periodo de tiempo de la mejor forma posible. El tiempo de custodia de los productos dependerá siempre de las características que posea la mercancía y la gestión de ventas que lleve a cabo la organización.

Para que los productos o mercancías producidos por la empresa se encuentren en las mejores condiciones, es imprescindible contar con un sistema de almacenamiento adecuado a sus necesidades. El equipamiento industrial del almacén es algo fundamental para garantizar la custodia de los productos.

Sistema de almacenamiento

Contar con un buen sistema de almacenaje es de vital importancia para controlar las provisiones, saber cuándo hay que pedir más o mantener en correctas condiciones las mercancías producidas, entre otros aspectos. Todo esto está estrechamente relacionado con el éxito de una organización.

Muchas empresas se centran en mejorar su productividad, sin embargo esto no sirve de nada si no se cuenta con un sistema de almacenaje adecuado, ya que solamente se consiguen pérdidas, que es precisamente lo que ninguna organización busca. Lo mejor es centrarse en mejorar este aspecto.

Una organización que cuenta con un buen sistema de almacenaje puede controlar de manera rápida y sencilla sus provisiones a la vez que las mantiene en las mejores condiciones hasta su llegada al destinatario final. Esto se traduce en una mayor rentabilidad, ya que se eliminan las pérdidas, algo fundamental.

Una buena alternativa como sistema de almacenaje son sin duda las estanterías metálicas, ya que este tipo de mobiliario permite aprovechar el espacio al máximo a la vez que los productos y mercancías se mantienen correctamente organizados en las mejores condiciones y siempre a la vista, lo que permite localizarlos rápidamente.

Estanterías industriales

A día de hoy en el mercado existen numerosos tipos de estanterías de metal, lo ideal es adquirir aquellas que se adapten mejor a las necesidades de la mercancía a almacenar. En primer lugar es importante tener claro el peso de carga, ya que de esto dependerá fundamentalmente la elección final.

Una buena alternativa para almacenes es la Estantería metálica modular 2.500 mm altura, que está fabricada en acero galvanizado. Esta estantería es de montaje sencillo, ya que no lleva ni tuercas ni tornillos y se compone de 2 bastidores y 7 estantes regulables en altura que soportan hasta 280 kg cada uno. Por otro lado, al ser de diseño modular siempre puede ampliarse según las necesidades.

En el caso de necesitar almacenar materiales largos, las Estanterías Cantilever Grandes Cargas son la alternativa ideal. Cada estantería consta de 2 columnas y 3 o 4 brazos, los cuales soportan desde 410 kilogramos a 1.000 kilogramos cada uno. Se instalan ancladas al suelo, para máxima seguridad, y se le pueden incorporar accesorios como topes de brazo, protecciones de entrada o estantes continuos de piso metálico o madera.

Estas son solo algunas de las estanterías metálicas modulares más adecuadas para un almacén, pero hay muchas otras más. Para hacer la mejor elección es fundamental saber las características del producto o mercancía a almacenar, tanto sus dimensiones como su peso, de esta forma se puede adquirir la estantería más adecuada a las necesidades.

No cabe ninguna duda de que las estanterías metálicas son el mejor sistema de almacenaje para una organización, además en la actualidad se diseñan de todos los tipos, incluso para usos especiales, por lo que siempre se adaptan a las necesidades de cada mercancía o producto a almacenar, y siempre pueden ampliarse con módulos extra, que es una gran ventaja a tener en cuenta y que no ofrecen otros sistemas de almacenaje.

Las nuevas tecnologías

Pero en la actualidad, además de prestar atención a la logística, el almacenamiento y el sistema de almacenaje utilizado, para garantizar el éxito de una organización es imprescindible que esta apueste por las nuevas tecnologías, ya que han cambiado por completo el modo de proceder en las empresas.

Por ejemplo la implantación del big data ha permitido a muchas empresas mejorar su eficacia y rapidez en los procesos, algo que es fundamental para su correcto funcionamiento. Por otro lado también les permite aprovechar otro tipo de recursos, que de manera tradicional no estarían a su alcance.

La tecnología también ayuda a las empresas a conseguir la satisfacción máxima de sus clientes finales, que es uno de sus objetivos principales. Para ello lo que hace es evitar errores de inventario, retrasos en entregas, mejorar la coordinación de proveedores y puntos de venta…etc.

En relación a los sistemas de almacenamiento, en tiempos se utilizaban los códigos de barras para identificar los productos a comercializar, sin embargo las nuevas tecnologías han traído con ellas la identificación por radiofrecuencia. Este sistema utiliza etiquetas de identificación, por lo que es muy similar al tradicional pero más eficaz y rápido.

Internet también es una pieza clave en la actualidad para cualquier organización, de hecho es la herramienta más común que utilizan las empresas hoy en día. Las mayores ventajas que presenta para ellas es que permite a los miembros de la misma interactuar entre ellos y los usuarios o clientes finales.

Por otro lado también les ofrece muchas más posibilidades para elegir a sus proveedores, algo fundamental para su correcto funcionamiento. Además es una de las mejores vías que existen en la actualidad para darse a conocer, sobre todo a través de las Redes Sociales, a día de hoy es algo fundamental para cualquier organización.

La fórmula del éxito

Como se puede comprobar, la logística, el almacenamiento, el sistema de almacenaje utilizado y las nuevas tecnologías están muy relacionados entre sí, sobre todo para garantizar el éxito de una empresa. No cabe ninguna duda que combinando todos estos factores el funcionamiento de una organización es mucho mejor.

Para conseguir el éxito de una empresa es imprescindible prestar atención a todos los ámbitos de la misma, ya que todos suman. Si una organización se centra solamente en mejorar una parte de la misma, todo lo que avance en ella, lo perderá en el resto, ya que el proceso debe ser conjunto.

La logística es sin duda una parte fundamental del funcionamiento de una empresa, pero sin un almacenamiento adecuado no puede cumplir sus objetivos. Por otro lado para que el almacenamiento de las mercancías sea adecuado, es imprescindible contar con un sistema de almacenaje eficaz, como por ejemplo con estanterías metálicas.

En este sentido también hay que señalar que de nada sirve contar con un sistema de almacenamiento adecuado, si este no es rápido y eficaz. En este punto es donde entran en juego las nuevas tecnologías, ya que gracias a ellas los procesos son mucho menos costosos y más sencillos, una gran ventaja.

No cabe ninguna duda de que todos estos procesos están estrechamente relacionados, ya que si falla uno el resto no funciona de manera adecuada. Para lograr el éxito que tanto buscan las empresas u organizaciones es imprescindible que presten atención a cada uno de ellos de manera concreta.

Como se ha comentado, la logística está en auge a día de hoy, ya que las empresas se han dado cuenta de su importancia. Por este mismo motivo si las organizaciones quieren conseguir los mejores resultados, tendrán que apostar por mejorar el almacenamiento y los sistemas de almacenaje utilizados y seguir implantando las nuevas tecnologías en sus procesos.


« volver