Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios.
La finalidad de las cookies utilizadas es analítica y publicitaria.
Si continúa navegando consideraremos que acepta su uso.
Para obtener mas información sobre qué son las cookies y cómo cambiar su configuración visite nuestra página Política de Cookies

Cómo elegir el mobiliario de un despacho u oficina

Martes,
10 de Diciembre de 2019
Existen muchas formas de decorar una oficina o despacho de trabajo, pero además de la parte estética hay que tener en cuenta otros factores. Entre estos últimos destaca sobre todo la salud de los trabajadores,...

... y es que escoger un mobiliario adecuado y específico a la tarea que se desempeña es algo fundamental para obtener los mejores resultados.

La decoración del espacio de trabajo

Lo cierto es que a la hora de decorar la oficina o espacio de trabajo, se pueden tener en cuenta numerosos estilos, aunque para acertar lo mejor es seguir la línea del servicio o actividad que se desempeña en el lugar. La tendencia es apostar por espacios funcionales que favorezcan la productividad.

Lo más importante a la hora de elegir el tipo de decoración del espacio de trabajo, es seguir un estilo único, ya que de esta forma se puede desarrollar un concepto único de decoración. Entre los más utilizados para este fin se encuentran el industrial, el rústico, el minimalista, el zen o el clásico, aunque hay muchas más opciones.

Por ejemplo una oficina decorada siguiendo el estilo minimalista se caracterizará por ser un espacio con mucha luz, ordenado y tranquilo. En cuanto al color, el blanco será siempre el predominante, así como el mobiliario metalizado, mientras que los espacios son casi siempre abiertos. Los objetos decorativos serían simples pero impactantes.

Por el contrario si se sigue con estilo más clásico, el mobiliario será de madera y con tapicería de color sólido o de piel. Los objetos decorativos serán muy sobrios, y los tonos de la pared neutros, aunque también se pueden combinar con algunas de color más vivos. Las platas también suelen ser una apuesta habitual.

Como ya hemos comentado, en cuanto a estilos decorativos hay muchas alternativas a seguir, y cada una de ellas se caracteriza por unos factores. Como se ha mencionado lo mejor es apostar por uno y seguir una línea clara al respecto, de esta manera el espacio de trabajo será mucho más adecuado.

El mobiliario de oficina

El mobiliario es uno de los factores más importantes a tener en cuenta a la hora de montar una oficina, despacho o espacio de trabajo, ya que de ello depende en gran medida la satisfacción de los empleados. Propiciar un clima de trabajo óptimo a la plantilla, es algo fundamental para obtener los mejores resultados.

En numerosas ocasiones se ha mencionado que el bienestar de los trabajadores está directamente relacionado con su productividad, por este motivo es de vital importancia contar con unos muebles adecuados para la oficina que permitan al trabajador encontrarse a gusto en su puesto de trabajo.

Cuando se habla de mobiliario de oficina una de las primeras cosas que se vienen a la cabeza son las mesas de oficina. En este caso lo mejor es optar por una de primera calidad, ya que esto hará que el puesto de trabajo sea acogedor y agradable para desarrollar la actividad laboral necesaria.

Otra de las piezas clave con respecto al mobiliario de oficina son las sillas, y es que sentarse bien es algo de vital importancia en el puesto de trabajo. Lo ideal es buscar unas sillas que proporcionen comodidad y descanso mientras se desarrolla la jornada laboral, ya que una mala postura puede desembocar en problemas de salud.

Además de cuidar la imagen de la empresa con la decoración y el mobiliario, es fundamental que se cuide la salud de los trabajadores, así que escoger una silla ergonómica de oficina es una tarea fundamental. En el mercado existen una gran cantidad de sillas de oficina para situar en lugares de trabajo.

Lo primero a tener en cuenta a la hora de adquirir una es que la salud postural es lo más importante, ya que de esta manera el trabajador podrá rendir al máximo siempre. Otros aspectos a tener en cuenta es si son regulables en altura, si cuenta con reposabrazos fijos o adaptables, con reposacabezas…etc.

Con esto lo que se consigue es que sea la silla de oficina la que se adapte a la espalda de quien se sienta en ella, y no al contrario. Está claro que las necesidades de cada persona siempre varían, pero en general estos son los aspectos que se deben tener en cuenta, que sea cómoda, saludable y ergonómica, que respete las curvaturas de la espalda y haga que la circulación sea adecuada.

Para ello, lo más útil es que la silla de despacho sea regulable en cuanto a la altura del asiento, el respaldo y los reposabrazos.

 Las sillas e despacho deben ser giratorias y dotadas de 5 radios en sus bases para evitar su vuelco, de esta manera son seguras para el trabajador, ya esté sentado en el borde delantero con el cuerpo hacia adelante o ya está inclinado a hacia atrás en el respaldo.

 También es importante que el asiento sea mullido pero no excesivamente blando.

Un buen ejemplo de todo esto sería por ejemplo esta Silla de despacho ajustable que se ajusta en altura del respaldo, de los brazos, de la inclinación del asiento, todo ello para aportar siempre la máxima comodidad y ergonomía. Además el respaldo es transpirable y está disponible en varios colores para que se adapte a la decoración.

Además este modelo de silla de despacho ajustable es muy resistente y posee una gran durabilidad gracias a los materiales con los que está fabricada. Por otro lado destacar que incluye 3 palancas: control de altura de asiento, control de inclinación de asiento y control de inclinación de respaldo. Los brazos se regulan en altura con un botón.

Por supuesto hay muchos otros tipos de mobiliario de oficina, como por ejemplo estanterías metálicas, carritos de oficina, armarios y archivadores metálicos, cajas multiuso etc. Sin embargo entre todos ellos las sillas y mesas de oficina son las piezas fundamentales para que un trabajador se sienta cómodo en su puesto.

Una oficina saludable

A continuación se van a exponer una serie de consejos con los que se puede lograr que la oficina sea un espacio de trabajo saludable, y es que contar con un entorno de trabajo adecuado es tan importante, que en algunos casos puede llegar a condicionar la felicidad y el rendimiento de los trabajadores.

Al respecto hay que destacar que una jornada laboral suele durar 8 horas, que es un tercio del tiempo total de un día, por este motivo entre otros, es por lo que es tan importante que se  preste la atención que requiere al espacio en el que los empleados desarrollan sus tareas cada día durante este periodo de tiempo.

Entre los factores que se deben tener en cuenta se encuentran por ejemplo la decoración, la luz, la temperatura o la calidad del aire, entre muchos otros que también influyen a la hora de acondicionar una oficina o despacho para que los empleados cuenten con un entorno favorable y rindan lo máximo posible.

Lo ideal para mejorar la productividad y la salud de los trabajadores en la oficina es aumentar la calidad del aire y del agua de consumo que se ofrece dentro de las instalaciones. El contar con una iluminación adecuada también es un aspecto fundamental, así como ofrecer un confort térmico y acústico.

Por otro lado el incorporar en el entorno algunos elementos naturales también es muy positivo, como por ejemplo plantas o flores. Todo esto lo que hace es contribuir a reducir el estrés de los empleados y mejorar tanto su salud física como mental, aspectos fundamentales para obtener los mejores resultados laborales.

En este sentido es importante destacar que el no tener en cuenta todos estos factores que se han mencionado a lo largo del artículo, puede desembocar en que los trabajadores sufran problemas de salud, ya que por ejemplo un aire interior viciado puede llegar a causar una enfermedad respiratoria, cardiovascular o del sistema nervioso.

Por otro lado el limitar el contacto con la luz solar y exponerse de manera continuada a luces artificiales de baja calidad y tonos constantes, también puede causar graves problemas a las personas, concretamente problemas de estrés y algunos trastornos del sueño, entre otros que también hay que tener en cuenta.

Al respecto hay que señalar que el hombre en sus orígenes estaba acostumbrado a vivir en entornos naturales, en constante contacto con aire exterior sin contaminar y con luz solar. Ahora generalmente se encuentran en lugares construidos y sin luz solar, por lo que esto supone un gran impacto si no se adecuan los espacios de trabajo en la medida de lo posible.

En conclusión

Como se puede comprobar tanto la decoración del espacio de trabajo, como el mobiliario de trabajo, en el que destacan de manera especial las mesas y sillas de oficina entre otros, son fundamentales para que los trabajadores puedan desarrollar su jornada laboral de manera adecuada, aunque no los únicos que se deben tener en cuenta.

Además de todo esto también es fundamental que las empresas presten especial atención a la calidad del aire, de la luz, la temperatura… etc. ya que estos factores si no son los adecuados como se ha podido comprobar también influyen de manera negativa en la salud física de los empleados, y por lo tanto en su productividad.

Precisamente por todo esto, en último lugar es preciso destacar que las empresas que optan por apostar por la salud y el bienestar de sus trabajadores en el espacio de trabajo, siempre obtienen los mejores resultados, ya que este tipo de entornos fomentan la motivación de los mismos, a la vez que reducen su estrés y mejoran su salud física y mental, aspectos de vital importancia que se deben tener en cuenta siempre.

 


« volver