Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios.
Si continúa navegando consideraremos que acepta su uso.
Para obtener mas información sobre qué son las cookies y cómo cambiar su configuración visite nuestra página Política de Cookies

Taquillas metálicas o plásticas. Cuándo, dónde y por qué.

Domingo,
10 de Noviembre de 2013
La oferta de taquillas existente en el mercado es muy amplia y decidir cuáles serán las más adecuadas puede ser difícil. Un buen punto de partida para acertar con nuestra compra puede ser la elección del material. Así, podemos establecer dos grandes grupos: taquillas metálicas y taquillas plásticas. Está claro que en muchos casos podremos elegir cualquiera de ellas. Pero a menudo existen criterios que pueden ayudarnos.

Por ejemplo, deberíamos estudiar las condiciones ambientales a las que estarán expuestas. Si vamos a colocarlas al aire libre, deberemos decantarnos por taquillas plásticas, que son más resistentes a la intemperie que las taquillas metálicas. Si, por el contrario van a estar en interior es probable que las dos opciones sean válidas, aunque en lugares con un alto grado de humedad, como vestuarios con duchas, las taquillas plásticas son más recomendables. Las taquillas plásticas permanecen inalterables al contacto con ácidos, bases y sales, por lo que también son adecuadas para instalaciones como laboratorios o industrias donde se manejen este tipo de sustancias. También debemos tener en cuenta quienes serán los usuarios de las taquillas, ya que si, por ejemplo, van a ser utilizadas por niños las taquillas plásticas son la solución ideal, por su mayor resistencia e incluso por estética, ya que los colores de las taquillas plásticas son muy duraderos.

Si tenemos en cuenta la dificultad del montaje, en ambos casos existen productos de muy fácil montaje, pero las taquillas metálicas a menudo se comercializan en bloque, de manera que ni siquiera necesitan instalación.

Tanto si nos decidimos por las taquillas metálicas como si preferimos las plásticas tendremos una amplia oferta de tamaños y composiciones para ajustarnos al espacio disponible, accesorios para adaptarlas a un uso más concreto, como perchas para ropa, más o menos estantes interiores, puertas con rejillas de ventilación etc. También podremos elegir entre diferentes tipos de cerradura y entre acabados en un buen número de colores para aquellos casos en que, además de la utilidad, sea importante el valor estético. ¡Échales un vistazo en nuestra web!
metálica plásticas taquillas

« volver