Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios.
Si continúa navegando consideraremos que acepta su uso.
Para obtener mas información sobre qué son las cookies y cómo cambiar su configuración visite nuestra página Política de Cookies

Consejos para ahorrar espacio en comercios pequeños

Miercoles,
25 de Abril de 2018
Una de las mayores preocupaciones que suelen tener los comercios pequeños es la falta de espacio. Lo cierto es que es muy complicado ofrecer a los clientes una gran variedad de productos si no se dispone del espacio suficiente para almacenarlos, aunque...

... hay opciones que permiten optimizar el espacio disponible al máximo.

Ante todo orden

Está claro que el orden no permitirá conseguir más espacio, puesto que los metros son los que son, pero desde luego que se pueden aprovechar mucho mejor. En algunas ocasiones existe la posibilidad de trasladar el negocio a otro local de mayores dimensiones, pero cuando esto no es posible no queda más remedio que poner algunas soluciones.

En negocios pequeños resulta imprescindible ser ordenado, ya que si a la falta de espacio se le suma la desorganización, el problema es mucho mayor. Para optimizar al máximo el espacio la mejor alternativa es aprovechar la altura del espacio, de esta manera ganaremos un sitio extra que antes no estaba aprovechado.

Por ejemplo, instalando estanterías metálicas en altura permite aprovechar más el espacio sin necesidad de realizar ningún tipo de obra y además se pueden adaptar a las dimensiones de cada local.

Está claro que las necesidades de cada negocio varían en función del producto que se ofrece, ya que no es lo mismo vender prendas de ropa que alimentos frescos, puesto que estos últimos no se conservan en buen estado por mucho tiempo, entre otras cosas, pero hay algunos consejos que se pueden aplican en todos los negocios pequeños.

Aprovechar el almacén

La mayoría de los negocios, sean grandes o pequeños, disponen de un espacio dedicado al almacenaje de los productos. En el caso de los comercios pequeños con problemas de sitio, es importante que aprovechen este espacio, ya que al no quedar expuesto al público, se pueden almacenar en él una mayor cantidad de productos.

Por supuesto es muy importante que todos los productos se almacenen de forma correcta y adecuada, para no generar pérdidas, pero es cierto que en este espacio se puede tener menos en cuenta la estética. Por otro lado también es importante sacar toda la mercancía posible a la tienda una vez que se termine, para ganar espacio para almacenar otros productos.

Para este espacio de almacenaje también se pueden utilizar estanterías metálicas, en este caso se puede optar por modelos más robustos, ya que seguramente tengan que soportar más peso. En  estos casos las estanterías rápidas universales de cargas medias son una solución ideal, ya que se adaptan a todas las necesidades y soportan hasta 280 kilogramos por estante.

Diseño de la estancia

Es importante que a pesar de querer aprovechar el espacio al máximo, este no se llene completamente de productos, ya que los clientes no se sentirán a gusto si tienen que completar un circuito de obstáculos para llegar hasta lo que desean comprar. En este sentido es importante liberar algunas zonas.

Por ejemplo uno de los lugares donde no se deben colocar muchos productos es en la entrada de la tienda, ya que esto podría dificultar la entrada de los clientes al negocio. Es importante que la entrada de sensación de orden y amplitud, por eso lo más adecuado es dejarla libre y que la puerta se abra sin problemas.

Una vez en el interior del comercio ya comienza a ser importante optimizar el espacio, lo ideal es respetar las anchuras establecidas para los pasillos, ya que de esta manera los clientes podrán circular sin problemas por el espacio. Es importante que los clientes se sientan a gusto mientras recorren las zonas de la tienda.

Para ahorrar espacio sin incumplir estas anchuras establecidas entre pasillos, la mejor opción es colocar una serie de estanterías metálicas, ya que este tipo de mobiliario permite ahorrar espacio exponiendo una gran cantidad de productos a la vez. Esto es posible porque se aprovechan al máximo las alturas, algo fundamental.

A día de hoy existe una amplia gama de estanterías para tiendas y comercios, por lo que es muy sencillo encontrar la que más se adapta a las necesidades de cada uno. Uno de los aspectos más importantes a tener en cuenta en estos tipos de estanterías es que permitan tener acceso al producto de una manera sencilla.

Además, contar con mobiliario auxiliar también es fundamental, una gran idea es instalar mobiliario anclado en la pared que pueda abatirse cuando sea necesario. De esta manera se puede ganar un espacio extra solamente cuando se requiera, por ejemplo cuando se dispongan de muchos productos para sacar a la venta y se quieran colocar en un solo sitio.

El espacio según el tipo de negocio

Como se ha comentado anteriormente, no todos los negocios pequeños se pueden organizar igual, ya que hay que tener en cuenta los productos a almacenar y organizar. A día de hoy existe una amplia variedad de mobiliario especializado en cada tipo de negocio, por lo que no es nada complicado encontrar lo que mejor se adapta a las necesidades de cada uno.

Por ejemplo para los comercios pequeños que venden productos de alimentación, existen una gran cantidad de estanterías de acero inoxidable que se adaptan a las necesidades de cada local. Además a la mayoría de las mismas se les pueden regular los estantes y añadir o quitar según las necesidades, esto es una gran ventaja.

Pero no solamente hay opciones relacionadas con las estanterías metálicas, también existen expositores para alimentación que permiten optimizar el espacio disponible al máximo, o estantes botelleros y carros botelleros con capacidad para almacenar una gran cantidad de botellas, algo a tener muy en cuenta para aprovechar el espacio.

Para las tiendas pequeñas de ropa también existen en el mercado una gran cantidad de alternativas relacionadas con el mobiliario y la optimización del espacio. Por ejemplo existen estanterías metálicas textiles que combinan estantes pequeños, estantes grandes y barra porta-perchas, por lo que en ellas se pueden colocar una gran cantidad de prendas de ropa.

Otra alternativa ideal para estos negocios de ropa que sufren problemas de espacio, son las estanterías expositor isla textil, que combinan estantes lisos y barras colgadoras laterales, por lo que en ellas se pueden almacenar muchas prendas de ropa. Además se pueden ampliar con módulos, estantes o barras adicionales, una gran ventaja.

En el caso de negocios pequeños de venta de periódicos y revistas, una de las mejores alternativas son sin duda las estanterías cromadas con estantes inclinados, ya que están diseñadas de manera específica para exponer este tipo de artículos, sobre todo libros y revistas. Además se les pueden añadir estantes adicionales según las necesidades.

Además a todos estos tipos de estanterías y expositores se les pueden añadir complementos, como por ejemplo mallas o ganchos expositores, que permiten colgar todo tipo de productos, como herramientas, accesorios o prendas de ropa, de una forma ordenada y práctica. Sin duda una gran alternativa a tener en cuenta, ya que se adaptan a todo tipo de necesidades y negocios.

Como se puede comprobar existen tantos tipos de mobiliario especializado como negocios, por lo que en la actualidad es muy sencillo encontrar aquello que más se adapta a las necesidades de cada uno. No cabe ninguna duda de que para aprovechar al máximo el espacio es imprescindible contar con un mobiliario adecuado.

A modo de conclusión

Una vez que se cuenta con todo lo necesario para ordenar y optimizar el espacio, independientemente del tipo de negocio que se posea, es importante mantenerlo. Lo cierto es que es de vital importancia mantener el comercio ordenado, ya que esto da una buena impresión nada más entrar.

Si alguien entra a un comercio, sea grande o pequeño, que está desordenado, con cajas tiradas por todas partes, productos fuera del sitio…etc. seguro que no se lleva una buena imagen del mismo, pues por esto mismo es tan importante mantener el negocio organizado y siguiendo cierta estética.

Para que los clientes se sientan incitados a comprar productos en un comercio es muy importante que este les dé una buena impresión. Además de aprovechar el espacio con estanterías metálicas modulares, es también muy importante mantener el negocio limpio y los productos colocados de forma organizada y estratégica.

La verdad que los productos mal colocados dan muy mala impresión, cualquier cliente se siente más atraído por un producto bien presentado que por otro que no lo esté. Una buena idea es colocar los productos dentro de recipientes, como cestas o cajas organizadoras, ya que de esta manera los productos tendrán más salida.

Si una persona accede a un comercio donde los productos se ofrecen en buenas condiciones, bien presentados, en mobiliario accesible y correctamente ordenados, las posibilidades de que los compre aumentan considerablemente. A esto por supuesto hay que sumar una buena atención al cliente, de esta forma seguro que las ventas son todo un éxito.

Está claro que aprovechar el espacio de los negocios pequeños es muy sencillo gracias a las estanterías y otros tipos de mobiliario, sin embargo para que esto sea una buena solución es imprescindible que los productos se presenten de la forma correcta, de esta manera ningún cliente se fijará en si el negocio es grande o pequeño, se limitará a comprar productos, que es el objetivo principal que persigue cualquier comercio.


« volver